4 de Agosto de 2011 | Jucaleros rosarinos donaron abrigos en invierno
Gracias a la solidaridad de los ciudadanos, JUCAL Rosario llevó un importante número de abrigos a una institución que alberga mujeres y niños.

Cada año la Juventud Libanesa de Rosario toma el compromiso de colaborar con una institución de la ciudad que necesite ayuda para mejorar su funcionamiento. En esta oportunidad se llevó a cabo la Campaña del Abrigo bajo el lema Entre todos podemos hacer la diferencia, para ayudar a que muchas madres solteras primerizas puedan pasar el invierno con la ropa adecuada para afrontar las altas temperaturas.

Para entregar las donaciones se eligió El Hogar de Raquel, una institución con más de 25 años de existencia en la ciudad. Desde sus comienzos su directora, Raquel Butazzoni, dio un techo a esas adolescentes que fueron despojadas de sus hogares por su condición de embarazada y solteras. Con la ayuda de muchos rosarinos el hogar fue creciendo y con el paso de los años pudieron albergar a más mujeres en situación de abandono.

La campaña tuvo una duración de dos meses, tiempo en el que los rosarinos acercaron a la Sociedad Libanesa de Rosario frazadas, gorros, medias, bufandas, camisetas, pantalones, buzos, sacos, camperas entre otros abrigos en desuso pero excelentes condiciones.

Para los jóvenes libaneses rosarinos la motivación de esta ayuda tiene que ver con aunar fuerzas para quien las necesite, tal como lo hicieron en 1928 un grupo de libaneses que se organizaron en la Sociedad Libanesa de Beneficencia, para brindar ayuda a los libaneses que llegaban por esos años a la Argentina sin trabajo. Por eso, para mantener vivo el espíritu solidario de esos primeros inmigrantes, que fueron bisabuelos, abuelos y en algunos casos padres de muchos rosarinos, el grupo de jóvenes libaneses en Rosario continúa este desarrollo con el resto de la sociedad.

JUCAL Nacional


Prensa Consejo Nacional de JUCAL